¿Quieres aliviar de forma rápida el dolor de muela? Si no tienes tiempo de acercarte a un odontólogo, puedes calmar ese dolor de muelas de una manera rápida y efectiva. Diversas pueden ser las causas del dolor de muelas: enfermedades (siendo las caries la más común), mala higiene bical, inflamaciones en la boca o encías, las muelas de juicio, etc. Puedes probar con los siguientes remedios para tratar esos dolores, cada uno podría funcionar mejor depende de cada persona y de la gravedad del problema.

5 Remedios rápidos y efectivos para el dolor de muela

• Un analgésico que contenga Ibuprofeno o Acetaminofén, pueden ser altamente efectivos para los dolores de muela de baja y mediana intensidad. Estos tardan en llegar a su punto máximo de acción entre los 30 y 60 minutos luego del consumo. No son recomendables en casos de infecciones muy severas.
• Hacer gárgaras con enjuague bucal, en su defecto, se pueden hacer gárgaras con agua tibia con sal que proporcionan un alivio casi inmediato del dolor de muela y ayuda a prevenir infecciones. También se pueden hacer gárgaras con Bicarbonato de Sodio y limón, agua oxigenada o peróxido de hidrógeno, alcohol o algún licor fuerte (vodka, brandy, etc).
• Alternar la aplicación de calor y frío externamente, a una temperatura no tan extrema en la zona que presenta molestias. El frío ayuda a liberar los gases de la inflamación del diente, muela o encía, disminuyendo el dolor. No exceder los 20 minutos de exposición al frio o al calor.
• Té: Una bolsita de té (usada), todavía tibia puede colocarse sobre la zona afectada directamente. El ácido tanino que contiene el té ayuda a sensibilizar el área y reducir considerablemente el dolor de muelas y la inflamación.
• Por último, cepillarse los dientes regularmente (2 o 3 veces al día, o después de cada comida), usar hilo dental para remover los restos de comida que el cepillo no logró quitar y mantener una buena higiene ayudan a aliviar y prevenir los dolores de muelas.

Hay algunos síntomas que, en algunos casos acompañan los dolores de muelas. Si se llega a notar fiebre, dolor al morder, dificultad para tragar o inflamación alrededor del diente, dolores continuos y en casos de enfermedades o infecciones agudas es recomendable acudir a un odontólogo para que pueda hacer un diagnóstico profesional y tratar el problema.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!